REGÁLATE UN MOMENTO DE BIENESTAR

 

 

BIENESTARSerénate, permanece quiet@, relájate.
Sonríe levemente.
Experimenta tu asombro por estar viv@, por sentir, por pensar…
Mira, toca, escucha, huele, asómbrate con lo que te rodea.
Respira el aire que siempre tienes para ti.
Agradece los pequeños milagros cotidianos.
Recuerda cuando corriste por la playa, cuando te regalaron el cachorro, tu primer beso, el olor de un libro nuevo, aquella canción que te encanta, leer ese poema, contemplar aquel cuadro... Recuerda a tus amigos, tus amores, tus padres y tus hijos…
No pienses más y quédate en esa emoción: experimenta esa alegría, esa paz, hazla tuya, retenla contigo. Permanece en esa emoción.
Intenta conservar la felicidad de ese momento, sin cachorro y sin libro nuevo, sin besos y sin playa,… descartando en este momento el dolor por lo que pasó y la preocupación por lo que vendrá.
Y por último, para que tu felicidad sea real, comparte tu bienestar generosamente con quienes te rodean.